CEIP Méndez Núñez: el MUS-E trabaja en la necesidad de escucharse y respetarse

 

En el CEIP Méndez Núñez de Madrid, el MUS-E ha sido una vía fundamental para el trabajo con el alumnado de escuchar y escucharse, de respetar y de respetarse y entender la diversidad. El Programa se desarrolla en este centro a través de la Fundación Yehudi Menuhin en colaboración con la Fundación Probitas y con la Consejería de Políticas Sociales y Familia y la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid

Los grupos-clase al no ser numerosos ha permitido trabajar a nivel más individual y profundo con cada persona. A la vez ciertos grupos que mostraban un comportamiento más introvertido han necesitado tiempo para ir abriéndose poco a poco y atreverse a dar ciertos pasos hacia la actuación, pero las evoluciones en este sentido son muy favorables.

Los grupos en general han mostrado una actitud abierta y participativa, enfrentando con interés e ilusión las sesiones pero se ha hecho un trabajo diario y profundo de la escucha y el silencio junto con la necesidad de estar presente y atent@ a lo que hacen o dicen mis compañer@s o la artista, pudiendo discernir y entender cada vez más cuando es necesario poner el foco en otra persona, escuchándola y estando atent@ a lo que pasa a mi alrededor y cuando puedo ser protagonista.

Partimos de la necesidad de los grupos de dificultades en saber escucharse y respetar turnos de palabra, así como también se ha incidido en cómo nos tratamos y qué significa tener respeto hacia la otra persona. En cada sesión se ha hecho especial hincapié en el trabajo como grupo y la necesidad imperiosa de escucha, creando dinámicas conjuntas a partir de la escucha activa y de lo que cada persona aporta al grupo, trabajando con mini piezas expresivo-teatrales. También se han utilizado respirar, dinámicas relajantes y de conciencia del estado creado como grupo ya que su comportamiento grupal tendía a la falta de atención a momentos y en algunos casos a la sobreexcitación. Han desarrollado más capacidad de observación y de relajación en este sentido, teniendo más facilidad para autorregularse cuando se les avisaba y se hacia una dinámica para ello.

Han ido poco a poco entendiendo la necesidad de respetarse y de confiar en el grupo así como entender que la diversidad es riqueza y que cada persona aporta algo diferente en el arte porque cada persona es única.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz