“Si no eres feliz, no aprendes”, o cómo uno de nuestros centros MUS-E más longevo sigue día a día entregado a los niños/as

Un niño feliz es un niño que aprende”, hemos dicho tantas veces, sin cansarnos, en la FYME. “Si no eres feliz, no aprendes”, apunta David Ugarte, director del CEIP Príncipe Felipe (Ceuta) en un reportaje realizado para ‘ceutaactualidad.com’ y del que nos hacemos eco.

Por ‘ceutaactualidad.com’

Con pijama, en clase, para celebrar el Día Universal de los Derechos del Niño, que se celebra este domingo 20 de noviembre y miles de colegios de España acudieron este jueves con sus mejores galas, sus pijamas, al ‘cole’. Esta celebración surgió hace cinco años como iniciativa para reivindicar el derecho a crecer en familia.

Uno de esos miles de centros escolares que decidieron participar en esta celebración fue el CEIP Príncipe Felipe, uno de los centros educativos de la ciudad asociados a la calidad de la enseñanza. Este mismo año obtenía una meritoria décimo tercera posición en la categoría de Primaria en el ranking Educa pero en cursos anteriores recibió un Premio Nacional en el concurso “Una Constitución para todos”; un premio nacional de Programación con Scratch “Asimov y la Ciencia Ficción” en 2020 así como el reconocimiento de Pablo Dúo (ahora en el CEIP Juan Morejón)  como segundo mejor docente de España en el nivel Primaria.

Para comprender el porqué de estos reconocimientos hay que conocer la implicación en las actividades que el centro oferta tanto por parte del profesorado “muy implicado” como de las familias del alumnado, uno de los ejes fundamentales de la educación. “Sobre el 90% de los alumnos asistieron a clase en `pijama y la totalidad del profesorado” señala David Ugarte, director del centro.

El pijama simboliza momentos icónicos y entrañables del día, como un domingo lluvioso en el que después de la comida, se ve una película en familia. Pero este no va a ser el único día especial en el Príncipe Felipe. “Según las efemérides y los diferentes objetivos de desarrollo sostenible” el centro organizará actividades diferentes dentro del Programa MUS-E, en el que el CEIP Príncipe Felipe es uno de los centros de referencia, no sólo en Ceuta, sino en toda la Red MUS-E que lleva desarrollándose en sus aulas desde el año 2000 y en todo este tiempo ha sabido adaptarse a las necesidades del centro.

En el CEIP Príncipe Felipe disponen de un sistema de trabajo estructurado por proyectos, los cuales siempre se han vinculado al MUS-E. “El mes de noviembre está relacionado con la infancia y la educación de calidad. Ya en abril, estará enfocado al medio ambiente, con el día del agua, por ejemplo” apunta Ugarte, señalando que todo se hace de forma “muy trasversal” y a partir de esas actividades, se trabajan las asignatura troncales.

Pero, ¿qué se entiende por transversalidad? La transversalidad busca mirar toda la experiencia escolar como una oportunidad para que los aprendizajes integren sus dimensiones cognitivas y formativas, por lo que impacta no sólo en el currículum establecido, sino que también interpela a la cultura escolar y a todos los actores que forman parte de ella. Así y “adaptándonos al nuevo marco de la Ley de Educación que entiende la educación en torno a situaciones de aprendizaje, sin encasillarnos en un área, buscando cosas significativas para el niño“.

Para los actores principales, los niños, “todo lo que sea un juego o una actividad lúdica es mejor que con contenidos tradicionales” señala el director del CEIP Príncipe Felipe, que apunta que el día a día de las clases no se perdió por celebrar el día del pijama y se impartieron las asignaturas correspondientes a un viernes cualquiera. Ese domingo de pijama, sofá, manta y ‘peli’ se ha trasladado a la materia, relacionando las actividades lectivas con la película que cada clase visionó. “En la última hora, les compramos palomitas y vieron la película. Una forma diferente de trabajar“.

No cabe duda que la barriada del Príncipe tiene connotaciones negativas pero “las barreras se rompen“, afirma Ugarte, una vez que el colegio que dirige desde 2018 es considerado como de calidad educativa. “Querer es poder y nosotros aportamos nuestro granito de arena a una forma de enseñanza en la que creemos y que a ellos (al alumnado) les llega más“.

Combatir la desmotivación es una de las máximas del profesorado del CEIP Príncipe Felipe, “Si un niño llega desmotivado al colegio, cuenta con el apoyo familiar que debe de tener o sufre carencias asistenciales es imposible que se le pueda exigir a nivel académico. Lo primero que tienes que darle al niño es un abrazo y no decirle tienes que estudiarte la página 22 del libro“.

Motivación y algo más es lo que un niño. Y ese algo más se aprendió por la fuerza durante la pandemia, que forzó a cambios que eran inimaginables en febrero de 2020 y que llegaron por ‘imperativo legal’ para quedarse porque se demostraron efectivos. Pero por muchos cambios en los modelos de trabajo en la educación “si no eres feliz no aprendes porque la educación son emociones” sentencia Ugarte. No hace falta explicar cuál es el contexto de la realidad social de la barriada. “Cuando ha habido tiroteos por la noches en el barrio, al día siguiente se han tenido que parar las clases porque había niños afectados y da igual la asignatura” porque lo primordial en el centro que dirige Ugarte es “resolver el conflicto porque si no se resuelve, lo único que genera es rencor entre los niños“.

Motivación, abrazos cuando son necesarios, resolución de conflictos e inyecciones de felicidad para una educación de calidad en el CEIP Príncipe Felipe.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz