¿Cómo se trabajará en el Proyecto ‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’

 

La FYME forma parte del Proyecto ‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’, junto con la Fundación Pluralismo y Convivencia. Veamos cómo va a ser el desempeño de este proyecto.

El Proyecto ‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’ persigue contribuir a mejorar el conocimiento de la diversidad religiosa como riqueza, formando a más de 1.500 participantes directos desde metodologías activas que les permitan contrarrestar los discursos de odio y sean capaces de generar espacios de encuentro

Partiremos de la utilización de la Metodología MUS-E de intervención desde el Arte para el desarrollo de la inteligencia emocional, abordando desde la práctica solidaria cómo afecta la religión a lo que somos y hacemos,  a nuestros valores y nuestra relación con los demás. Si abordamos el hecho religioso desde lo que sentimos,  seremos capaces de reconocernos en la identidad de las otras personas con otras concepciones religiosas y encontrar puntos de encuentro.

Así, fomentaremos la  inteligencia espiritual como algo que nos conduce hacia preguntas sobre el sentido y el propósito de la vida y no como algo limitado a las creencias o prácticas en particular. Arrancaremos con un concepto de espiritualidad amplia, que facilite el encuentro de bases comunes entre las diversas religiones y recoger necesidades humanas universales.

Será importante la necesidad de conocer estas cuestiones a nivel individual. Y para ello contaremos con los grupos religiosos y entidades que van a colaborar en el proyecto. Lo haremos desde la Metodología MUS-E, que recoge los planteamientos de Daniel Goleman en su libro ‘Inteligencia Emocional’; y unido a ello, trabajaremos para divulgar lo que Howard Gardner había comenzado a esbozar con su teorización acerca de las inteligencias intrapersonales e interpersonales, refiriéndose a habilidades prácticas que se desprenden de la Inteligencia Emocional, clasificadas en dos áreas:

  • Inteligencia intrapersonal
  • Inteligencia interpersonal

Gardner recoge  en su teoría de las inteligencias múltiples la  “inteligencia existencial o transcendente”, que implica  la capacidad para situarse a sí mismo con respecto al cosmos, así como la capacidad de situarse a sí mismo con respecto a los rasgos existenciales de la condición humana como el significado de la vida, el significado de la muerte y el destino final del mundo físico y psicológico en profundas experiencias como el amor a otra persona o la inmersión en un trabajo de arte.

La inteligencia espiritual está relacionada con la inteligencia emocional porque la espiritualidad implica desarrollar una sensibilidad intrapersonal e interpersonal. Prestar atención a los pensamientos y sentimientos subjetivos y cultivar la empatía es parte del aumento de la conciencia de la vida espiritual interior. La Inteligencia Espiritual es nuestra inteligencia primordial, y la capacidad de dar una respuesta a la pregunta: “¿Quién soy?”, de encontrar un sentido profundo a la vida y permanecer alineado con los principios trascendentales. El ser humano es un sujeto simbólico, una criatura de significado. Por ello es parte de la condición humana el hacerse preguntas del tipo: “¿qué hacemos aquí?” “¿para qué estamos?” “¿qué podemos esperar?”; lo que no significa que tengamos una respuesta para todo ello o que sólo haya una. Sería la capacidad de dar una respuesta a la pregunta: “¿Quién soy?”, de encontrar un sentido profundo a la vida. Y desde aquí queremos a abordar el proyecto, aplicando la metodología MUS-E desde el Arte y el desarrollo de la Inteligencia Emocional, pasando de lo individual ir al proceso de construcción social, en donde nos encontraremos con el sentimiento religioso.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz