Integr-Arte: integración no sólo se refiere a la inmigración. Diversidad funcional en la danza en el CEIP Real de Melilla

Cuando desde el Tercer Sector hablamos de integrar, lo habitual es pensar en temas como la migración y el respeto a otras culturas. Esto es así, por supuesto, pero hay muchas formas diferentes de integración.

Porque integrar no siempre es al extranjero, a veces la integración hay que trabajarla con personas de tu propia sociedad natal. Personas que son diferentes. Personas con otras capacidades que muchas veces se ven relegadas por no ajustarse a una norma.

Y estas personas, pertenecientes al mismo ámbito sociocultural que el resto, también tiene derecho a integrarse, a convivir como uno más y demostrar sus propias capacidades, que no por diferentes, son menores.

El programa Integr-Arte, de hecho, marca en su objetivo número 2:

Empoderar a los chicos y chicas sobre derechos y valores en una sociedad diversa , facilitándoles herramientas desde las artes y   redes sociales, para  luchar contra  racismo, discriminación racial, xenofobia, violencia de género y otras formas de intolerancia

También desde el Tercer Sector solemos emplear términos que se ponen “de moda” y que muchas veces la sociedad les vacía de contenido: resiliencia, por ejemplo. O empoderar.

Por eso debemos trabajar para darles el contenido que merecen. Que los niños entiendan que “empoderar” es algo tan importante como sentirte orgulloso de quién eres, lo que haces y lo que puedes aportar. Y eso se puede trabajar desde el arte.

En concreto, los alumnos del CEIP Real de Melilla han trabajado la danza, pero no haciendo una coreografía al uso. Si no que han bailado al ritmo de uno de sus compañeros. Una persona con una capacidad diferente que nos ha enseñado que eso mismo, diferente, no significa peor, o menor, si no eso mismo, una forma distinta de hacer lo que todos los demás hacemos.

Y eso es el programa Integr-Arte, que todos los niños y niñas entiendan que los límites físicos también pueden entenderse como otras capacidades físicas. Que sólo requieren un poco más de esfuerzo, trabajo, comprensión y, por supuesto, integración.

No hemos querido poner imagen del proyecto como cabecera en esta noticia. Porque insistimos en que veáis el vídeo de su experiencia. Miradlo y no necesitaréis un diccionario para entender qué significa empoderar.

El Programa en Melilla es posible a través de la FYME y gracias al acuerdo suscrito con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a través de su Dirección General de Programas de Protección Internacional y Atención Humanitaria, el Ministerio de Educación y de Formación Profesional, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su Dirección General de Diversidad Familiar y Servicios Sociales . Además han participado y colaborado también la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma de Melilla y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7%.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz