Formación de docentes y familias en el CRA Lozoya: ¿Quieres resultados diferentes? Pues habrá que hacer cosas diferentes

 

Si quieres tener resultados diferentes, tenemos que hacer cosas diferentes”. Bajo esta premisa acercamos a los asistentes, bajo la Metodología MUS-E, la posibilidad de reflexionar sobre nuestro quehacer diario. Lo hicimos en el CRA Lozoya.

La sesión, que contó con la asistencia de 8 docentes y 4 familias, tuvo lugar el 16 de octubre en este centro de la Comunidad de Madrid, arrancó con una actividad por parejas, donde crearon dibujos (realizados por medio de ceras derretidas con una plancha de ropa), formas abstractas que nos evocan diferentes cosas, pues no todos vemos lo mismo, ni tenemos las mismas experiencias.

Posteriormente, se puso títulos a los diferentes cuadros: ¿Cómo es posible que veamos cosas tan diferentes? ¿Si somos capaces de mirar de otro modo podremos ver otras cosas en las personas que nos rodean? ¿De qué manera mi experiencia determina lo que veo?

Extrapolamos estos conceptos a nuestro día a día, a nuestro hacer, a nuestra metodología como docentes y madres y padres… porque si esperamos un cambio en el otro, tal vez tengamos que ser nosotras las que cambiemos primero.

Un grupo muy eficiente

El grupo se mostró muy colaborativo y dispuesto, preguntaron y se mostraron interesados en saber más. Fue un placer estar con ellos, tanto las familias como los docentes, agradecieron la sesión y el esfuerzo realizado por la FYME valorando la sesión con palabras como: “Divertido, interesante; colaborativo; rompedor; uff qué bien; todos juntos; inclusivo; diferente; alas para volar; ilusión; lanzarse a cosas nuevas; poder aprender; mereció la pena venir…”.

Estas formaciones han sido realizadas por la FYME en colaboración con la Consejería de Educación y la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz