Arranca el proyecto ‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’

 

Hace unos días anunciábamos que la FYME formaba parte del Proyecto ‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’, junto con la Fundación Pluralismo y Convivencia. Ahora, desgranamos en qué consiste este proyecto.

‘Diversidad y Pluralidad desde lo emocional- El arte y cultura religiosa compartida’ es un proyecto que se ha iniciado en este mes de abril de 2021, con una gran ilusión por parte de los y de las participantes, agradeciendo que sea posible con la citada colaboración de la Fundación Pluralismo y Convivencia.

Este proyecto pretende poner en valor la diversidad religiosa como riqueza, englobar espacios compartidos y promover el diálogo interreligioso, trabajando con menores en situación de vulnerabilidad, donde a veces es más fácil que tenga cabida el sesgo y los brotes xenófobos ante los diferentes. Unos brotes que suelen ser más violentos.

El trabajo se realiza  desde un enfoque práctico, aprovechando el trabajo en red que venimos realizando y que nos ha permitido tejer una red de diferentes interlocutores, utilizando los centros como los espacios de trabajo, ya que estos son los espacios de normalización de muchos menores de familias de origen inmigrantes con diferentes religiones y culturas de origen.

Trabajaremos en 8 centros de 3 CCAA (con 32 aulas):

  • Ceuta
  • Melilla
  • Madrid

La característica de estos centros es que recogen menores de familias de origen inmigrante en amplios porcentajes, superiores a la media nacional, y cuyas familias se identifican con distintas religiones. Como decía Yehudi Menuhin,  la diversidad siempre es una riqueza, el problema es cuando no se aborda adecuadamente.

Los participantes acuden en una primera fase en las aulas a charlas con expertos en diálogo interreligioso, que compartirán con ellos sus experiencias solidarias interreligiosas y les ayudarán a identificar los bulos/fake news  en materia interreligiosa de sus entornos, así como a identificar las experiencias interreligiosas de solidaridad positivas del día a día de los entornos de los propios menores.

Con el apoyo de nuestra red de artistas FYME, y con un acompañamiento continuo durante la vida del proyecto, en una segunda fase los propios menores traducirán estas experiencias de buenas prácticas interreligiosas en formato audiovisual. Queremos crear vídeos cortos sobre ejemplos reales de buenas prácticas y vídeos sobre la lucha contra bulos y fake news y crearemos un canal. Los menores se convierten en promotores del diálogo

El resultado final de este trabajo teórico-práctico (a modo de aprendizaje y servicio) será un Decálogo de Diálogo Interreligioso sobre Solidaridad

Queremos también realizar un encuentro intergeneracional con menores, familias, docentes, especialistas, políticos…

El proyecto contará con la participación de expertos de entidades como Foro Abraham, Fundación Violeta Friedman,  Asociación Mem Guimel, Universidad Rey Juan Carlos y Comunidad Bet-El, entre otros.

El proyecto se alinea con los fines de la FYME: en el punto 6 de los fines de la entidad, se recoge que la Fundación tienen entre sus  fines: “la adopción de iniciativas a favor de la tolerancia, el diálogo y la solidaridad de los diferentes pueblos y civilizaciones”. En este marco el Proyecto se alinea perfectamente con el ideario de la Fundación y de su fundador Yehudi Menuhin, sin duda un excelente ejemplo de persona que trabajó por la libertad religiosa, el diálogo intercultural y la convivencia, como reflejan muchos de sus escritos, y como dejó de hecho escrito en su testamento vital:

Es por luchar contra las injusticias que he visto a lo largo de mi vida por lo que creo una fundación que lleva mi nombre”.

Llevamos 20 años de trabajo intenso con este ideario de convivencia, respeto a la diversidad, y lucha contra cualquier forma de racismo, xenofobia, odio e intolerancias, siguiendo una de las características más acusadas de la personalidad de Yehudi: su dimensión integradora y universal, una persona apasionada con una visión muy particular de las cosas que le permitía defender ciertas ideas, como lo ha hecho en la práctica a lo largo de su vida, de forma sincera y decidida en su apoyo al entendimiento entre los hombres y a las causas humanitarias. Sus denuncias no eran sólo a través de sus escritos o conferencias, sino con acciones prácticas, que denotaron una gran valentía.

Este alineamiento con las ideas de Yehudi Menuhin. Son nuestro legado y lo que aplicamos en todos nuestros programas desde hace más de 20 años.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz