Taichi en el CEIP Menéndez Pidal, el CEIP Victoria Díez y el CEIP Andalucía

 

El artista José Navarro ha trabajado el arte del Taichi en el CEIP Menéndez Pidal, el CEIP Victoria Díez y el CEIP Andalucía durante el primer trimestre del curso 2019-2020. Andalucía ha tenido en estos tres centros un buen foco para la labor de una disciplina que se va abriendo hueco de manera imparable.

Y lo hace a través del Programa MUS-E que en estos centros andaluces se implanta gracias a la FYME y que cuenta con la colaboración del Ministerio de Educación y Formación Profesional, del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Consejería de Educación, la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía y la Fundación Probitas.

El artista nos cuenta cómo han ido esas sesiones de Taichi con comentarios propios apoyados en frase de Yehudi Menuhin, que cultivaba y practicaba este tipo de artes.

CEIP Menéndez Pidal

Trabajo de comunicación y de ayuda mútua.

Necesitamos estar dispuestos a hablar su lenguaje y a transmitirles nuestros pensamientos, los cuales pueden ser abstractos o filosóficos pero precisos y palpables“, decía Yehudi Menuhin.

CEIP Victoria Díez

Trabajamos el círculo y a través del la inmovilidad nos sereneamos y tomamos conciencia de nuestras emociones. El círculo representa el nacimiento, crecimiento y madurez del ser.

Sueño con la transformación de las fronteras, hasta que se conviertan en invisibles. Entonces, en vez de muros de acero, crearíamos zonas de encuentro mútuo entre las diversas poblaciones“. Yehudi Menuhin.

CEIP Andalucía

Cualquier cosa que consigamos, no estamos solos en haberlo logrado. Hay algo ahí que existe en parte o en potencia: es la atmósfera, el ambiente“. Yehudi Menuhin.

La práctica del Taichi ayuda a crece externa e internamente, solo necesitamos aprender a equilibrar nuestro centro emocional, físico y mental. Aprender a serenarse, a través de movimientos de animales.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz