Primer año de Teatro MUS-E en el CEIP José de Echegaray

 

El CEIP José de Echegaray (Madrid) ha estrenado en este año el Teatro como disciplina MUS-E. Según nos cuentan desde el propio centro, el hecho de ser algo novedoso ha hecho que el alumnado de los cuatro grupos que han tomado parte en el Teatro haya llegado con muchas ganas y muy dispuesto a las sesiones.

“El Teatro es una gran herramienta para avanzar en este objetivo. Algo que ha funcionado muy bien en este sentido era el trabajo de ‘Coro’ y el  de ‘Atmósfera Chejoviana’ pues la fuerza del grupo al crear la atmósfera  adecuada hacia que los chicos y chicas consiguieran entrar en las emociones exigidas. Ese trabajo de ‘Coro’ también tiene mucha fuerza para provocar emociones tanto en el personaje como en el espectador. Por tanto, afrontaban el trabajo con las emociones desde una doble perspectiva: desde la acción en la dramatización y desde la recepción como público”, nos apuntan desde el CEIP José de Echegaray acerca de cómo han ido las novedosas sesiones de Teatro en el centro.

Importante luego era el verbalizar lo que habían sentido tanto los que  miraban como los que actuaban. En las primeras sesiones había dificultades pues enseguida comenzaban las risas y les costaba  profundizar en el trabajo con ellas. Sin embargo, como espectadores si  se han emocionado con los trabajos de los compañeros y han sido capaces de verbalizar ese sentimiento. Según iban avanzando las sesiones la concentración y la implicación en este tipo de trabajo era mayor por lo que los resultados durante las últimas sesiones dieron un gran salto cualitativo en el cumplimiento de este objetivo. Un objetivo destacado fue el de promover la participación activa en la sociedad de los niños y jóvenes, así como la iniciativa personal y el trabajo grupal a través de trabajos de improvisaciones en grupos,  alternando la responsabilidad de la dirección del grupo para que todos asumieran ese rol; así evitamos que sean siempre los mismos  y todos se  sientan respetados, escuchados y válidos asumiendo esa  responsabilidad”, prosiguen.

Trabajamos lo que Augusto Boal, creador del teatro del Oprimido, denominaba el espectactor. Con el rol del actor trabajaban la desinhibición, el trabajo en equipo, la toma de decisiones, el valorar  la diversidad de ideas, conocer los elementos dramáticos de una obra  teatral, etc. Y con el segundo, espectador, la escucha activa, el silencio, el respeto por el trabajo de los demás, el valor de la  diversidad, el juicio crítico, mejorara el clima de trabajo potenciando  el valor del silencio, etc”, concluyen.

Las familias también cuentan

El CEIP José de Echegaray también tuvo tiempo para las familias y llevaron a cabo acciones con madres y padres para que pudieran ser partícipes de las sesiones MUS-E. En ellas hubo una alta y diversa participación, con la inclusión de abuelos y de abuelas, de hermanos y hermanas pequeñas. Todos salieron encantados de la sesión valorando mucho el  proyecto MUS-E y muy satisfechos de que sus hijos pudieran disfrutar de  ello durante el año.

El MUS-E se desarrolla en este centro gracias a la labor de la Fundación Yehudi Menuhin España en colaboración con la Consejería de Políticas Sociales y Familia y la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz