‘Paranoias de la Paya’, un original compendio de acciones MUS-E en el IES Montes Orientales

 

Isabel León es una artista plástica que colabora como artista MUS-E en el IES Montes Orientales, en Iznalloz (Granada). Y nos quiere hacer partícipes de un original trabajo realizado en el centro y titulado ‘Paranoias de Paya’. Son unas serie acciones enmarcadas en el Programa MUS-E que le han permitido compartir su manera de entender el Arte con las niñas y niños de 1º y 2º de la ESO junto al profesorado de Plástica del Centro. El Programa MUS-E se desarrolla en Andalucía gracias a la Fundación Yehudi Menuhin España y con la colaboración de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales

¿Por qué ‘Paranoias de Paya?

El título está sacado directamente de la expresión “¡maestro, ya estáis con vuestras paranoias de payo!”, con la que un alumno de este centro reaccionó ante una propuesta de un profesor, y que recoge la práctica habitual de llamar “paranoias” a las cosas que otras personas hacen y no entendemos.

En la búsqueda de crear espacios de encuentro, el objetivo inicial de esta serie de pequeñas acciones no era otro que el de conseguir que prestaran atención durante unos minutos. Tras la incertidumbre inicial, se logró el propósito e incluso “conseguí que cada día hubiera cierta expectación por la nueva acción de la artista”, como nos cuenta la propia Isabel León.

“Algunos grupos observaban en silencio y otros comentaban excitados mis movimientos, consiguiendo crear en ellos interés y curiosidad. Otro de los fines para llevar a cabo estas acciones era el de mostrar poco a poco el lenguaje de la performance, pues la mejor manera para llegar a entender, respetar e incluso sentir interés por esta expresión artística, es presenciándola en vivo. Y con cada nueva acción he observado cómo han ido integrando progresivamente lo que se hacía desde el Arte,  sin extrañarse tanto, pero sin perder el interés”.

La experiencia no solo ha servido al alumnado, sino también a la propia artista y a los profesores. “He comprendido junto al profesorado, que el verdadero valor de estas acciones (así como las actividades relacionadas que hemos llevado a cabo) es mostrar e invitar a experimentar todo aquello que se sale de lo que se considera “normal”.  El interés principal es que los niños con los que se trabaja vean y hagan ‘cosas raras’, ‘cosas sin sentido’, ‘tonterías’, como ellos mismos dicen. De hecho, han aprendido el significado de ‘lo absurdo’, uno de mis conceptos favoritos tanto en el arte como en la vida, ya que lo que no entendemos desde un punto de vista intelectual, con frecuencia nos conecta con otra parte de nosotros más relacionada con el inconsciente, con lo emocional, lo visceral, y crea un estado de ánimo abierto a lo diferente…”

El tener un público tan espontáneo, le ha llevado a la artista a escuchar frases a veces como “Maestra, estás loca, ¡qué haces!”, una muestra más de una experiencia enriquecedora, donde se ha podido compartir y de acercar el arte contemporáneo a una población que difícilmente tiene acceso a este tipo de manifestaciones artísticas.

“A continuación”, concluye Isabel, “paso a describir brevemente las seis acciones que he llevado a cabo, de las que adjunto alguna fotografía . Cada acción se hacía al principio de la sesión, sin decir ninguna palabra previamente, después de la misma, comentábamos qué había sucedido y qué habían sentido o les había sugerido”.

Acción 1: Silla

Me siento en una silla y comienzo a atarme a ella con un ovillo de trapillo, lentamente. Pido ayuda para ayudar a atarme los brazos. Hablo con ellos desde la silla.

Acción 2: Guantes

Me pongo un sobre otro más de quince guantes de plástico transparente, hasta que la mano no se ve. Después me acerco a cada niña y niño y les doy la mano enguatada, mirándoles a los ojos.

Acción 3: Precinto

Corto trozos de precinto que coloco sobre mi boca, mis orejas y mis ojos. Dibujo sobre ellos una línea cortada, una espiral y unas cruces respectivamente. Los despego y los pego sobre la pizarra.

Acción 4: Corazón

Inflo un globo de corazón hasta el máximo. Le hago un nudo. Lo abrazo fuerte, fuerte hasta que explota. Tuve que ayudarme de un alfiler, pues no había manera de explotarlo. En uno de los grupos quisieron intentar explotarlo y tampoco pudieron.

Acción 5: Llaves

Coloco llaves en el suelo formando una especie de mandala. Me enrollo alrededor de la cintura precinto transparente al revés. Me tumbo encima de las llaves y se pegan al precinto. Lo corto por detrás y me lo coloco sobre la cara, como si fuera una máscara. Finalmente lo pego sobre la pizarra.

Acción 6: Posturas

Me coloco en diferentes posturas en diversos lugares del aula, jugando con la relación del cuerpo en el espacio y con los elementos. Después le hablo al oído a cada niño y niña para que se también ocupen el espacio, enlazando así con la actividad de ese día.

 

 

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz