Jesús Lerín, artista de la Fundación Yehudi Menuhin España: “Un mundo sin MUS-E sería un mundo no tolerante, cerrado y socialmente excluyente”

Jesús Lerín cuenta con una dilatada trayectoria en la Fundación Yehudi Menuhin España, de la que es además de artista de Danza, coordinador técnico-pedagógico. En esta entrevista, repasa el papel de la FYME y del MUS-E en el proceso educativo, la importancia del Arte en los centros educativos…

¿Qué es para ti el MUS-E?

Es fuente de inclusión educativa y transformación social a través de las Artes para educar en valores, conocer y defender los Derechos Humanos, no como algo en abstracto, sino desde nuestra implicación y participación activa, potenciando el protagonismo de la comunidad educativa (alumnado, docentes y familias) como motor para el cambio social.

¿Cuál fue tu primer contacto con el Programa?

El programa MUS-E lo conocí siendo Director y coreógrafo de la sección de baile de la Asociación Cultural ‘Olcades¡’ de Cuenca, labor que además compaginaba con la docencia, ya que también era profesor de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho.

Con este perfil profesional, el espíritu del Programa me ofrecía una oportunidad excepcional para aunar ambas facetas y proyectarlas en las sesiones, algo que pude realizar por primera vez en el CEIP Fuente del Oro de dicha localidad.

¿Por qué crees que es tan importante en trabajo con y de las Artes en los centros educativos?

Porque desde la creatividad y el Arte se desarrollan habilidades artísticas y de comunicación que favorecen la convivencia, la cohesión social, la inclusión, la igualdad de género, la participación y la atención a la diversidad, transformando con el desarrollo de la inteligencia emocional a docentes, alumnado y familias.

¿Cómo ha cambiado tu vida, a nivel profesional y personal, desde que eres artista MUS-E?

El Programa MUS-E me ha traído felicidad en todos los ámbitos de mi vida, porque me ha enseñado a crear espacios de encuentro con los demás y compartir saberes que me han enriquecido a lo largo de estos años.

“Sin el MUS-E no se produciría el desarrollo integral del alumnado”

¿Cuánto de importante es que el MUS-E esté inserto dentro del horario escolar?

Porque es fundamental que el Arte no esté descartado del currículo escolar, ya que proporciona a los alumnos y alumnas elementos básicos para su crecimiento psíquico y moral y de esta manera no es considerado como un proyecto de centro extraescolar, sino un programa de valores artístico que fortalece competencias, complementa y mejora los distintos aprendizajes con motivación.

¿Cómo sería la vida del centro educativo o de los centros educativos en los que desarrollas tu labor sin el MUS-E?

Sin el MUS-E no se produciría el desarrollo integral del alumnado, faltaría una herramienta que es imprescindible para gestionar, expresar y comunicar emociones y por supuesto, se incrementarían las situaciones de vulnerabilidad, exclusión y discriminación.

¿Cómo preparas tus sesiones?

Es muy importante conocer al alumnado y a los docentes para diseñar la sesión. Sin el análisis y la observación es imposible identificar las necesidades y programar bien las actividades artísticas, adaptándolas a las características de cada grupo-clase.

¿Hay margen para reconducir la programación e incluso para improvisar según sea el ambiente de esa jornada, en ocasiones marcado el alumnado por alguna situación externa que le puede cambiar el ánimo?

Siempre hay un margen y es conveniente disponer de herramientas para modificar la sesión en función del sentir que traslada el grupo en cada momento.

¿Alguna anécdota, algún recuerdo impactante del MUS-E, algo que marcó un antes y un después en ti, en tu grupo de trabajo?

Para mí fue muy importante el proceso de transformación que había experimentado junto a la primera promoción que tuve la suerte de acompañar desde los 5 años hasta los 12. Es mágico abrazarse después de todos esos años y compartir miradas de complicidad.

Para mí fue muy importante el proceso de transformación que había experimentado junto a la primera promoción que tuve la suerte de acompañar desde los 5 años hasta los 12. Es mágico abrazarse después de todos esos años y compartir miradas de complicidad.

¿Cómo valoras el papel de la Fundación?

La FYME desempeña un papel crucial en la coordinación y mediación de todos los agentes implicados en el programa MUS-E (docentes, alumnado, consejerías, ayuntamientos, voluntarios, artistas y familias). Sin su labor sería muy difícil tejer redes para alcanzar un proceso de intercambio personal y cultural diverso. 

¿Cómo sería el mundo sin MUS-E?

Un mundo en el que no sería universal el respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas, el estado de derecho, la justicia, la igualdad y la no discriminación; donde no se respetarían las razas, el género, el origen étnico, la identidad sexual y la diversidad cultural y en el que no existiría igualdad de oportunidades para que pudiera realizarse plenamente el potencial humano y contribuir a una prosperidad compartida. Un mundo no tolerante, cerrado y socialmente excluyente.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz