EnRedArte por los Derechos Humanos: el derecho a la igualdad y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5

 

Durante el primer trimestre del curso 2021-2022, en el CEIP León Felipe de Móstoles, tuvieron lugar diferentes sesiones artísticas impartidas por el especialista de la FYME, Jesús Lerín, en los que se ha trabajado el derecho a la Igualdad de Género alineado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5.

Es momento ahora de compartir aquellas jornadas, en la línea que estamos ofreciendo de mostrar lo vivido en este proyecto.

De esta manera, alrededor de 150 menores y docentes del colegio han participado activamente en la Campaña EnRedArte por los Derechos Humanos que la Fundación Yehudi Menuhin desarrolla junto con el Ayuntamiento en los centros de primaria y secundaria del municipio.

El género influye y está presente en nuestros movimientos y en nuestras relaciones en todo momento. Ninguna persona está libre de la influencia de la cultura y el contexto en el que vive, y puede tener una visión sesgada de la realidad que observa. Por ello, realizar sesiones que estén relacionadas con el tema del género utilizando la Danza como herramienta, es una forma de prevenir que las chicas y los chicos se acomoden y creen relaciones desde los roles tradicionalmente establecidos para cada género.

Se trata de un proceso donde se reflexiona con varias dinámicas nuevas maneras de relacionarse, sin tener en cuenta el género que ha construido cada persona. Además, la Danza ha creado un espacio donde cada persona puede definir su propio género o sentirse libres de ir cambiando de género cuando les apetezca, ya que todos los días o todos los momentos vitales no son iguales.

El objetivo de estas jornadas ha sido utilizar la Danza para experimentar con el movimiento e investigar nuevos caminos de estar y de sentir, así como para acceder a emociones que no se pueden verbalizar, tratando temas muy frecuentes de cada sexo, como por ejemplo, la tendencia a la dependencia, la inseguridad, la infravaloración, la desmotivación, la falta de iniciativa, la sobre-exigencia, la dificultad de auto-conformarse, la agresividad, la autosuficiencia, la dificultad de reconocer errores y pedir ayuda…

Para ello, se han diseñado actividades en las que no se reproducen estereotipos sexistas con el reparto de tareas, mostrando imágenes positivas del hombre y la mujer y promoviendo la responsabilidad compartida que forma parte de una buena coeducación.

 

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz