Comienzan las formaciones sobre nuevas tecnologías en el programa Diversidad y Pluralidad Religiosa desde lo Emocional – El Arte y la Cultura Religiosa Compartida

 

Pocas cosas hay más emocionales para el ser humano que su sistema de creencias.

El cerebro procesa muchísima información de varias formas, por un lado, la racional, basada en los datos, los silogismos y las evidencias, apelando a un cerebro más calculador. Y, por el otro lado, de una forma emocional en el que los sentimientos se sitúan por encima de cualquier dato objetivo a la hora de procesar la información.

Por eso resulta paradójico que en este siglo XXI, en la llamada Era de la Información, estemos permanentemente hablando de bulos, fake-news y manipulaciones. Si ahora tenemos más información y acceso a la misma que nunca antes en la Historia, ¿cómo puede ocurrir esto?

La respuesta resulta bastante sencilla en su complejidad. Y es porque las noticias falsas usan como vehículo de propagación las emociones. De este modo, se burla el proceso racional. Sentimos, no pensamos. Pero asimilamos igualmente la información.

Por eso es imprescindible aprender cómo operan este tipo de tecnologías y la emocionalidad y, por eso, las primeras sesiones de trabajo con los docentes, alumnos y alumnas del programa Diversidad y Pluralidad Religiosa desde lo Emocional – El Arte y la Cultura Religiosa Compartida han versado sobre esto.

Y es que se han empezado a dar formaciones a los menores sobre el uso de nuevas tecnologías. Se busca dotarles de las herramientas necesarias para, después de los talleres sobre contenidos prácticos, ser capaces de plasmar en videos sus valoraciones y experiencias mediante vídeos cortos que pongan de manifiesto las buenas prácticas sobre la lucha contra bulos y fake news. A modo de repositorio, se ha creado el canal YOUTUBE y esperamos que pronto se pueda difundir imágenes de los participantes, en cuanto tengamos todos los permisos para ello.

Mientras tanto se ha empezado a trabajar en los centros en horario lectivo gracias a los convenios de colaboración firmados por la Fundación Yehudi Menuhin España (FYME) con las Consejerías de Educación de diferentes Comunidades Autónomas. Estos convenios nos permitirán mantener la acción y el trasvase de metodologías así como trabajar con todo el grupo-aula y no con aquellos que se sientan más interesados, porque para construir y generar el diálogo interreligioso hay que hacerlo aglutinando a todas y todos desde un enfoque que parte del individuo y de sus familias y que vaya desde lo local a lo global.

La presencia de los docentes, este teniendo un efecto multiplicador y de adquisición de herramientas, dada la necesidad que nos trasladan los equipos directivos de los centros.

Los docentes han iniciado las formaciones en metodologías activas que les permita capacitarse y aplicarlas de forma dinámica en sus aulas, no tanto desde el discurso sino desde la acción (demasiadas veces la formación de docentes es teórica y necesitan desarrollar la parte creativa que permita interiorizar el trabajo y la adquisición de valores reales que se consolidan en el tiempo: lo que se dice, se escucha, y lo que se siente se guarda).

Aprender haciendo. Otro modo de usar la emocionalidad en la difusión del pensamiento y la formación. En este caso, un buen uso.

 

El programa es posible gracias a la colaboración de la Fundación Pluralismo y Convivencia, adscrita al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Envía tu violín por la Paz