CEIP Miguel de Unamuno, tod@s orgull@s del trabajo realizado

 

Rosa Castillo, desde la Danza y dentro del Programa en Madrid, analiza cómo ha sido su desempeño en el CEIP Miguel de Unamuno, donde la satisfacción por labor hecha es la bandera.

«En general, hemos percibido grupos cada vez más cohesionados y concienciados estamos orgullosos del trabajo que ha realizado el alumnado en ese aspecto….. Se ha generado un ambiente respetuoso, con buen clima de trabajo.

»Según la valoración final por parte del alumnado, todas las actividades propuestas han sido de buen agrado para ellos, motivándolos a aprender nuevas danzas y dinámicas de movimiento diferentes.

»En general, los niños y niñas exteriorizan sus emociones, comunicando al resto del grupo sus sentimientos cuando finaliza el espacio de movimiento. Hemos encontrado niños reacios a hablar y expresarse delante de los demás, sin embargo, finalizando las sesiones parece que se han dado rienda suelta a sus emociones expresándolas sin reparo ante el resto del grupo.

»En todo momento se ha valorado el trabajo individual y grupal, aceptando las posibilidades y limitaciones de los demás;  resaltando la riqueza que aporta el compartir las dinámicas con otros miembros del grupo.

»A lo largo de este período, se ha ido generando un buen clima de convivencia, con gran dosis de empatía por parte de todos, tutor/especialista-grupo-artista,  consiguiendo que las puestas en común sean más fluidas y con mayor número de participantes a la hora de comunicar ideas, sentimientos, y valoraciones.

»Por otro lado, los propios maestros han expresado la importancia de trabajar con los niños-as mediante la metodología MUS-E, pues en su rutina diaria  les es imposible abordar ciertos aspectos como la educación en el ámbito intercultural y el desarrollo de inteligencia emocional, que el Programa cubre notablemente, agradeciendo las nuevas herramientas y posibilidades que se les presenta mediante la práctica de actividades artísticas como la danza, en este caso…. Y más ahora en estos tiempos difíciles con tantos cambios para los niños-as, a muchos se les ha separado de su grupo para formar “grupos burbuja”, no pueden moverse del espacio asignado para jugar en el tiempo de recreo, turnos de entradas/salidas al centro, período tan largo de conexión de su rutina escolar y compañeros-as, etc.

»Las sesiones se han realizado de manera presencial, pero hemos adaptado las sesiones con otras herramientas para respetar el protocolo COVID-19, como por ejemplo, realizar las mismas en espacios abiertos, al aire libre, utilizar objetos para respetar las distancias de seguridad y evitar acercamiento/contacto entre compañeros-as, lavado de manos antes y después de la sesión, etc».

Estos trabajos en el CEIP Miguel de Unamuno se llevan a cabo a través de la FYME y del convenio que esta suscribe con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, además de con la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y de la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid. También ha tomado parte el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7%.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz