Pedro Luis Bru, secretario del Patronato de la FYME y antiguo director de colegio MUS-E CEIP Miguel de Unamuno: “Soy testigo de lo mucho que el Programa aporta a los niños que participan en él”

 

Pedro Luis Bru lleva jubilado tiempo de la docencia, pero sigue con el espíritu MUS-E en sus venas. Secretario del Patronato de la FYME, su testimonio es el de alguien que peleó mucho como director de un centro educativo para que el Programa habitara en sus aulas. Lo logró.

«Como director del CEIP Miguel de Unamuno de Madrid solicité participar en la primera convocatoria que a nivel nacional se hizo para seleccionar colegios en los que desarrollar el programa MUS-E, solamente se iban a seleccionar tres centros en esta comunidad y aunque contábamos con los requisitos que se solicitaban, no fuimos seleccionados. Nos consta que una razón importante fue el tamaño del centro que en aquel momento tenía unos 1.400  alumnos de matrícula, con cuatro cursos por nivel y más de 30 alumnos por aula.

»Con el interés de conseguir para el colegio los mejores recursos educativos que se pudiesen seguimos solicitando y participando en años sucesivos en otras convocatorias y así dos años después fuimos seleccionados para un programa de desarrollo de ‘Bibliotecas escolares’ que al final no se concretó por falta de presupuesto pero que sirvió para que a modo de compensación nos ofrecieran la posibilidad de participar en el Programa MUS-E.

»El comienzo no fue fácil pues no había muchos medios y seguía siendo un problema el número tan alto de alumnos. Comenzamos sólo con los alumnos de un ciclo y una hora de actividad semanal pero poco a poco y con mucho entusiasmo y también el interés por parte de las familias las actividades llegaron a todos los niveles. Hubo un momento en el que gracias a una bonanza económica y el interés constante se implantó la actividad también en el ciclo de Educación Infantil que en principio no estaba incluido en el Programa y dónde en ese momento contábamos con 18 unidades. Fueron unos años muy bonitos.

“El Colegio sigue con el Programa MUSE y yo también pues aunque hace 12 años que me jubilé profesionalmente continué como voluntario y entré a formar parte de la Fundación como secretario del Patronato”.

»La integración en el ritmo del Colegio fue total, se disfrutaba mucho con las actividades artísticas que aportó el programa MUS-E, había reuniones con las familias que tenían la posibilidad de asistir a las sesiones y los artistas y la Fundación participaban con frecuencia en los claustros y reuniones. Logramos contar con un aula específica especialmente preparada para dichas actividades, muy bien dotada y de grandes dimensiones lo que añadió mucho valor, a los ojos de las familias y de los propios alumnos, a todas las actividades que se realizaban y permitió realizar encuentros con los alumnos de los otros colegios  que tenían el MUS-E en la Comunidad. Varios años contando con la colaboración de la Junta Municipal del Distrito de Arganzuela se hicieron jornadas MUS-E en parques públicos, en polideportivos y Centros culturales dando visibilidad a los objetivos del Programa y a los resultados en los alumnos.

»El Colegio sigue con el Programa MUS-E y yo también pues aunque hace 12 años que me jubilé profesionalmente continué como voluntario y entré a formar parte de la Fundación como secretario del Patronato.

»Soy testigo de lo mucho que el Programa aporta a los niños que participan en él y de cómo también favorece a los Colegios y a toda la Comunidad Educativa».

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz