Talleres desde el arte en el CEIP Clara Campoamor con motivo del Día de la Paz

El pasado 30 de enero, coincidiendo con el Día de Escolar de la No Violencia y de la Paz, diversos centros educativos de Fuenlabrada celebraron una serie de actos y de talleres donde la Fundación Yehudi Menuhuin España colaboró, dentro del marco de la Campaña Recreo-Arte Enséñame África de los Derechos Humanos, que en esta ocasión la FYME  presentó junto con el Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Uno de estos centros fue el CEIP Clara Campoamor, que puso en escena un buen número de talleres, en las temáticas de Música, Plástica y Danza y Teatro.

El taller de Plástica realmente fueron tres, llevados a cabo por un lado por Paca Vázquez, quien trabajó el concepto de paz y cómo la entendían los niños de 1º y 2º de primaria a través del juego de la nogalina para tratar de descubrir qué colores tiene la paz. En el taller incluso participaron los profesores. Otro taller de Plástica fue impartido por Natalia Molina, bajo el lema ‘Deseos para los Derechos Humanos’. Además, Belén Benito también tuvo su taller de Plástica y así narra cómo fue su experiencia.

El día de La Paz realicé cuatro sesiones de un taller de plástica que, sin ser mi especialidad, suelo mezclar con música y con teatro. Hicimos una definición de la paz que va más allá de lo contrario de la guerra y pasa por tener cubiertos unos derechos esenciales que definimos entre todos, los niños, las profesoras y yo, inspirándonos en los derechos del niño. Después, en un ejercicio de empatía, dibujamos cada grupo en un gran papel continuo una silueta de niño/a y la rodeamos de todas las cosas que necesita para tener cubierto ese derecho. luego ellos y ellas se podían tumbar en la silueta y experimentar esa situación. Les puse música durante el taller, en este caso música mía. Resultó profundo y divertido a la vez. Me pareció que tenían la edad ideal para este taller“.

El de Música, dirigido por Jose Manuel Garcia Muñoz, buscaba asociar el concepto de música a la paz; la música como lenguaje universal, de encuentro, de reflexión.

El de Teatro, conducido por Lavinia Vila, exploró diferentes estados de ánimo y creó conjuntamente ambientes en grupo, paisajes y personajes. Se pasaron por distintas situaciones y conflictos para entender la manera en la que pueden ser resueltos. Se hicieron viajes a universos diferentes, comprendiendo la particularidad de cada uno y haciendo hincapié en el respeto a la diversidad, explorando a su vez maneras de comportarse, de saludarse y de comunicarse.

 

Por último, el taller de Danza, dirigido por Alejandra Pérez, fue también un buen ejemplo de las prácticas que se llevaron a cabo este día, bajo el manto de la compresión, de la paz, del respeto y de un encuentro donde se sintió y se vivió.

 

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz