Todo positivo en el IES Salvador Dalí

 

Evaluamos lo trabajado con Ramiro Adrada en este centro del Programa en la Comunidad de Madrid. La sensaciones tras este curso MUS-E no pueden ser mejores.

«El Programa ha funcionado, de forma positiva, teniendo en cuenta las circunstancias de seguridad e higiene que han sido necesarias tener por la COVID-19  (distancia, higiene de manos) pero que el alumnado tiene completamente asumido. Se han realizado técnicas escritura colectiva de un cuento (coincidiendo con el Día del Libro), hacer una maqueta conjunta con palillos, difuminar rotuladores con alcohol y ver su efecto con un aparato de diapositivas y diferentes stop motion con vídeo y/o animación; cada grupo hacía uno. Tanto el alumnado como los profesores han terminado muy satisfechos con las sesiones. Se nota este curso que las ratios son menores y se trabaja mejor, además de que los alumnos/as participan más.

»En general los alumnos han conseguido la adquisición de todas las competencias programadas de manera favorable. La competencia lingüística se ha trabajado a través del diálogo entre los participantes, respetando el turno de palabra y las distintas opiniones en la toma de decisiones, así como en la elaboración del cuento colectivo, para conmemorar el día del libro. También cuando se ha elaborado stop motion se ha tenido que crear historia y los guiones, así como la hoja de producción…

»La competencia digital la han puesto en práctica en esta misma actividad ya que había que fotografiar las historias para crear la animación; también se han hecho vídeos de estas. La competencia social y cívica, se ha trabajado en todas las sesiones a través de las relaciones entre los iguales y hacia el profesor y el artista.  Se han trabajado valores como el respeto, elaborar historias donde no hubiera estereotipos sexistas, aceptación de opiniones e ideas diferentes, dotar de empatía a los personajes que aparecían en las historias etc…

»Por supuesto la competencia de aprender a aprender se ha desarrollado en todos los grupos, han tenido que concentrarse, trabajar la atención, la reflexión, la investigación sobre materiales a utilizar para crear los escenarios, y buscar en todo momento soluciones a problemas que iban surgiendo al hacer la escultura conjunta de los palillos para que éstos no se cayeran. También han tenido que escuchar lo que se iba a trabajar en cada momento, creando un clima adecuado de aprendizaje, formas grupos de trabajo heterogéneos, empatizando y respetando las sugerencias de los compañeros. Al finalizar los stop motion se debía tener un momento de reflexión para comprobar que el resultado era el esperado y deseado. Por último, la competencia de iniciativa y espíritu emprendedor, se han desarrollado a través de la puesta en práctica las propias ideas de cada uno y realización, mediante lluvia de ideas viables que se podían llevar a cabo en las creaciones… En las animaciones han    diseñado las escenografías y han tenido que decidir sobre el material que necesitan para poder realizarlas, aportando ideas, con iniciativa a la hora de proponer las creaciones

»En general, han sido grupos dinámicos y con buena participación. Este tipo de dinámicas ha permitido una mayor colaboración entre los alumnos/as dando cabida a todos, llegar a un consenso sobre la idea que sé que quiere plasmar, fomentando el diálogo y el respeto».

Estos trabajos se llevan a cabo en el IES Salvador Dalí a través de la FYME y su convenio con  la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid . Además, también toman parte el Ayuntamiento de Leganés, la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7%.

 

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz