María Martul, artista MUS-E Galicia de Audiovisuales: “Lo que nos importa es lo que el alumnado se va a llevar para casa”

 

María Martul lleva un buen número de cursos con el MUS-E en las aulas de centros educativos gallegos. Lo hace a través de las Audiovisuales, donde ha encontrado un mundo donde se pueden construir realidades maravillosas con muy pocos elementos.

Galicia tiene sus características”. Así arranca nuestra conversación la artista de la Fundación Yehudi Menuhin España María Martul, quien a través de las Artes Audiovisuales conoce de primera mano cómo se desarrolla el MUS-E allí, qué carencias puede tener, qué logros se han conseguido y cuáles son las perspectivas para el porvenir.

En el concepto de un MUS-E como un espacio íntimo compartido entre artistas y centros educativos, siendo la clave los niños y las niñas, es importante subrayar que no se trata, por supuesto, de un trabajo extraescolar sino de una labor entre de equipo entre dos profesionales de diferentes metodologías que se complementan. “A mí me gusta pensar en MUS-E como artista residente, que permanece”, desgrana María sobre cómo considera ella que podría mejorarse el Programa en Galicia. “Hay que ir más allá de entrar en los centros de visita; hay que difundir que hay un trabajo y una promoción detrás, un saber hacer y una coordinación en equipos”.

Este trabajo realizado ha tenido una ventaja a lo largo de toda esta pandemia. “Los y las artistas no hemos dejado de ir a los centros. Y eso es remarcable porque sí nos han considerado como una parte más de los centros”, apunta, además de ser vistos  como algo clave en el trabajo emocional con los niños y las niñas.

MUS-E como fuente de estrategias

El trabajo no es siempre fácil, el día a día, y más en estos momentos, es complicado. Las sobrecargas de trabajo, de horario, de contenido… y en este marco está la capacidad de MUS-E para convertirse “en una fuente de estrategias para los y las docentes. En ocasiones me vienen y me dicen que necesitan trabajar igualdad, resolución de conflictos y me preguntan sobre qué pueden hacer y qué se me ocurre como herramienta si estrategias  para lograrlo”, comenta María.

Trabajo en equipo, materias y enseñanzas que se retroalimentan, como sucede en tantos lugares de la Red MUS-E.

“Lo que nos importa es lo que el alumnado se va a llevar para casa”

Para María algo que ha comprobado a lo largo de su trayectoria con el Programa MUS-E es que el alumnado aprende a enfrentarse a otro tipo de códigos. “Concibe otra manera de relacionarnos. Entienden que en la vida se van a relacionar con otros códigos y se lo llevan consigo. Es muy gratificante e importante que cuando acaben las sesiones te digan: ‘Me quedo con esto y con esto’”.

El alumnado se ha acostumbrado al lenguaje MUS-E, que cambia con respecto al resto de materias. Lo que nos importa del trabajo es lo que el alumnado se va a llevar para casa”.

Y pueden pasar los años, pero el chico o la chica que ha trasladado algo del MUS-E a su hogar no lo suelen olvidar. “Pueden llegar chicos o chicas que no han estado con el MUS-E desde hace tiempo y de repente te comentan algo porque siguen tu trabajo, porque han visto algo del Programa en las redes. Más allá de las sesiones de las aulas, ellos y ellas han seguido conectados con el paso del tiempo al MUS-E. Esto es una muestra de que el MUS-E se queda”. Porque se trabaja desde la emoción y la acción, compartida y conjunta entre todos y eso suma y crece.

Esto demuestra que el MUS-E ha dejado un sentimiento de pertenencia que si en el alumnado es patente, lo es en menor  medida con las familias, un reto a abordar, cuando la situación de pandemia nos permita volver a trabajar de forma presencial con las familias. “Falta camino por recorrer con las familias“.

Hacer mucho con poco

Siempre es importante saber también que ha dejado el MUS-E en la piel de la artista. Para María, el Programa es un escenario diferente que le permite “hacer cosas que no haces en otro tipo de desempeños laborales”.

A María “el MUS-E le ha dado perspectiva. La perspectiva de que si no sale, no pasa nada. Experimentamos con lo poco que en ocasiones tenemos. Y a partir de lo que tenemos, vamos construyendo, tejiendo, enredando , explorando posibilidades y miradas . Hacemos Arte con poca cosa, con poco material . Jugamos, pero lo hacemos desde el corazón”.

El Programa en Galicia se desarrolla  a través del acuerdo que la FYME tiene con la Consellería de Educación, Universidade e Formación Profesional de la Xunta de Galicia y con la colaboración de la Consellería de Política Social de la Xunta de Galicia. Además, han tomado parte también el Ayuntamiento de A Coruña, la Fundación Paideia, así como el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7% y el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz