La FYME, con el Día Internacional de la Niña

Hoy, 11 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Niña. Desde la FYME nos unimos a esta jornada y denunciamos la situación por la que atraviesa la infancia vulnerable, especialmente las niñas. Y queremos poner el foco concretamente en el matrimonio infantil.

La triste realidad, a pesar de estar ya bien entrados en el Siglo XXI, es que las mujeres y las niñas, en muchas partes del planeta, siguen sufriendo cada hora, cada minuto, unas desventajas en muchas esferas, como la educación, la salud, la participación política y las oportunidades económicas.

Una desigualdad sistemática que se ha visto especialmente incrementada — de nuevo para nuestra tristeza — en Afganistán, donde el regreso de los Talibanes ha tumbado años de progreso en materia de derechos civiles para las niñas y mujeres.

La mutilación genital femenina o el citado matrimonio infantil y forzado, la ausencia de autonomía en la toma de decisiones, las violaciones  y la imposibilidad de una vida plena y en libertad son males que siguen azotando a millones de niñas.

La pandemia ha agravado todavía más estas situaciones y ha afectado de manera desproporcionada a las niñas, adolescentes y mujeres, porque ha hecho más grandes las desigualdades de género y ha derivado en importantes interrupciones de los servicios relacionados con la salud materna, la salud sexual y reproductiva, la nutrición, la protección y la educación, han debilitado los sistemas y redes de protección y bienestar en todo el mundo.

Necesitamos un mundo mejor donde las niñas tengan una vida plena de derechos y de libertades y donde esas lacras citadas como el matrimonio precoz  se extingan.

Ahora más que nunca es necesario alcanzar la igualdad de género, porque es una cuestión de Derechos Humanos y un paso esencial e imprescindible para un desarrollo sostenible que conduzca a un mundo mejor.

Acabemos con el matrimonio infantil, una lacra que sigue muy presente

En muchos lugares del mundo las niñas viven su día a día en una situación muy complicada, que en ocasiones se ve agravada por la imposición del matrimonio infantil, lo que las convierte en personas doblemente vulneradas.

El matrimonio infantil es un drama diario por el que atraviesan miles y miles de niñas. Una situación que hoy, y durante los 365 días del año, denunciamos desde la FYME con motivo del Día Internacional de la Niña.

Estos matrimonios forzosos, unidos a la ausencia del acceso a la educación, a las amenazas diarias contra su integridad física y moral y, en definitiva, a la vulneración sistemática de los derechos más básicos de las niñas dibujan un presente muy complicado para muchas de ellas que desde la FYME queremos denunciar.

A pesar de que existen una serie de instrumentos legales tanto internacionales como regionales que luchan para erradicar el matrimonio infantil, y a pesar de los avances en este cometido, la realidad nos demuestra que este es un mal que sigue muy presente.

Desde la FYME queremos llamar la atención sobre esta realidad y compartimos algunos documentos para entender mejor este problema, concienciar de su existencia y promover la lucha para su extinción.

En el vídeo que mostramos a continuación, dos adolescentes de la misma edad se encuentran. Una de ellas hace cosas propias de su momento, como ir a la universidad. La otra, se casó obligada con 14 años y ya es madre.

¿Quieres saber en qué países se permite todavía el matrimonio infantil?

¿Sabes que es una práctica que no necesariamente afecta sólo a países pobres?

“¡NO QUIERO!, contra el matrimonio infantil, temprano y forzado”

El origen del Día Internacional de la Niña

En 1995, en la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, los países adoptaron por unanimidad la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing – el plan más progresista jamás realizado para promover los derechos no solo de las mujeres sino también de las niñas. La Declaración de Beijing es la primera en llamar específicamente a los derechos de las niñas.

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 66/170 para declarar el 11 de octubre como Día Internacional de la Niña y reconocer los derechos de las mismas y los desafíos únicos a los que enfrentan en todo el mundo, así como promover su empoderamiento y el cumplimiento de sus Derechos Humanos.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz