‘Gandhara’, de Sofía Gandarias, para el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

  • Nota de redacción: Todas las aportaciones a este artículo, salvo las de Sofía Gandarias, están extraídas del libro ‘Gandhara’, de Sofía Gandarias, que se editó con motivo de la exposición sobre la serie pictórica que organizó la Diputación de Badajoz en 2017.

Cada 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Queremos recordar la obra ‘Gandhara’, de Sofía Gandarias, como un buen legado que dejó la excelente pintora en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

El horror siempre ha existido y las mujeres, de muy diversas maneras, lo hemos sufrido siempre, pero para él existen gradaciones y formas. Contemplemos las figuras sin rostro, innominadas, fantasmagóricas, que habitan esta ‘Gandhara’ de Sofía Gandarias: mujeres despojadas de su carne, de su rostro, o bien representaciones pétreas, atenazadas e idealizadas en sus formas. Sin duda se trata dos clases diferentes de violencia, opuestas si se quiere, en donde lo único común es el rechazo o la negación de la mujer de carne y hueso”. Estas palabras de María Salvador Ortiz, Embajadora de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), definen con acierto cómo dibujó Sofía Gandarias en su serie ‘Gandhara’ el sufrimiento y el horror que han padecido las mujeres a lo largo de los tiempos.

Una serie construida entre 2009 y 2010, que puedes encontrar al completo aquí, en Legado Gandarias y que sirve, hoy 25 de noviembre de 2020, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para denunciar y reivindicar la lucha que se debe hacer durante los 365 días del año contra la violencia hacia las mujeres.

Sofía explicaba por qué empezó a trazar la serie ‘Gandharas’, como espejo del sufrimiento milenario que han recibido las mujeres. “Empecé la serie ‘Gandhara’ pensando en la destrucción de los Budas en Afganistán, en lo que para mí significa la humillación y el silencio de las mujeres, en el mismo lugar en que floreció esa extraordinaria civilización, y en la tristeza que me produce observar lo que ahora podría encontrar allí: muerte, solo muerte y destrucción”.

Gandhara era el nombre que se le dio a la zona que actualmente se encuentra entre el norte de Paquistán y Afganistán, desde mediados del primer milenio antes de Cristo hasta comienzos del segundo milenio después de Cristo. El budismo acabaría imponiéndose como religión y la tradición indo-griega conformaría su identidad cultura, desde el paso de Alejandro Magno en el año 327 antes de Cristo.

En el caso de esta obra, el hecho de que la mujer esté cubierta completamente con ese llamativo burka azul nos lleva necesariamente a pensar en el rol de la mujer en la sociedad actual, así como en las condiciones que se requieren para lograr la emancipación femenina que permita su total participación en el desarrollo y avance de nuestras sociedades y particularmente en la importancia de la educación universal en este proceso”, señalaba Laura Thompson, directora general adjunta de la Organización Internacional para las Migraciones.

‘Gandhara’, la defensa de la mujer, la dignidad humana y la necesidad de pasar a la acción

“La serie ‘Gandhara’ nos mira desde el deber ser y hacer, la reflexión que ha de pasar a la acción y al arte transformador, y nos ha de llevar a la defensa de la mujer y la dignidad humana en todas sus facetas, no en abstracto, porque esa violencia, en otras formas e intensidades sigue estando muy presente en nuestra sociedad”, apuntaba Anabel Domínguez, directora de la Fundación Yehudi Menuhin España.

Porque no nos podemos quedar impasibles ante la violencia y la injusticia cometida contra la mujer. A través de los ojos de Sofía, podemos entender con su obra completa, que hay que actuar, que hay que pasar a la acción. Bien lo define María Jesús Herrera, jefa de Misión de la OIM en España: “Nuestra querida Sofía siempre nos lanza un mensaje con su obra. Su mirada dulce y cordial se traslada a unos oleos que inquietan, que despiertan los sentidos, y que obligan a tomar partido”.

La serie ‘Gandhara’ nos habla de miradas robadas y de silencios impuestos. Ojos cerrados, ojos vendados, ojos ocultados, rostros cegados…”, resaltaba Ruth Rubio, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla.

Las palabras de Pilar del Río, escritora y presidenta de la Fundaçao Saramago, recogen todo ese cóctel de sensaciones que la obra de Sofía Gandarias, y en este caso concreto ‘Gandhara’, deja en la mente de quien la ve, de quien observa la historia, las injusticias y el devenir de los tiempos a través de los cuadros de Sofía. ‘Gandhara’ no te deja impasible, sino que te remueve. Y hoy, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, es imprescindible poner en valor ‘Gandhara’.

 “Miro ‘Gandhara’ y oigo. Es pintura que habla, a veces grita, otras llora. La sensibilidad activa de Sofía Gandarias es capaz de recuperar el sonido del pasado y transformarlo en urgencia cotidiana. Reclama que miremos para entender quiénes somos en este hoy convulso, hijo de esplendores y ruinas sabiamente recreados. Sofía Gandarias nos zarandea para que gritemos con ella. Esta exposición es un concierto de humanidad”. Pilar del Río.

Historia sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se conmemora anualmente el 25 de noviembre para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La convocatoria fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981 en conmemoración a la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), en República Dominicana. En 1999 la jornada de reivindicación fue asumida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999, entendiendo por violencia contra la mujer “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada,” e invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra las mujeres.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz