EnredArte Derechos Humanos en el CEIP Rayuela: Danza para defender a la infancia

 

En el CEIP Rayuela de Fuenlabrada, Jazmín Montesdeoca ha realizado un taller donde la Danza ha sido el elemento capital. Danza como elemento para defender a la infancia y sus derechos. Estos talleres se enmarcan dentro de la Campaña EnredArte Derechos Humanos, que se desarrolla en Fuenlabrada a través de la FYME y en colaboración con la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Fuenlabrada y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Durante el taller de Danza se realizaron actividades que trabajaban especialmente sobre la creatividad, la atención, la expresión y la escucha; todo a través de una experiencia que reunía baile, motricidad y habilidades musicales.

La sesión comenzó con juegos que invitaban a explorar sonidos, movimientos y corporalidad de diversos animales, así como soltar la voz y soltar la vergüenza al imitar sus sonidos y jugar con ello.

Más adelante, cada aula aprendió la letra de una canción infantil y creó su propia coreografía para acompañarla, desarrollando habilidades creativas, estéticas y sobre todo de comunicación al momento de poner en común las ideas y tomar decisiones sobre qué pasos elegir para el baile.

La exploración siguió más adelante al agregar al canto percusiones que se crearon con secuencias de aplausos, golpes y chasquidos.

El producto final fue colectivo y colaborativo, con una parte del alumnado realizando percusiones corporales y otra reproduciendo la coreografía que se había creado; todo esto unido en una canción. Los grupos se mostraron entusiasmados, con un gran interés por crear en un ambiente de música, risas y movimiento.

Todo esto ha permitido que interioricen los contenidos, que previamente ya habían sido iniciados y trabajados con otros compañeros.

 

Jazmín Montesdeoca nos desgrana el taller

No hay mejor persona que una de las protagonistas directas de este taller de Danza para contarnos al detalle su desarrollo, sus puntos fuertes, su  motivaciones. Así s la propia Jazmín Montesdeoca la que nos cuenta todos los pasos de este taller de Danza 

Comenzamos la sesión formando un círculo en el cual tomamos turnos para cada persona diga su nombre y su animal favorito, seguido de un movimiento y un sonido que hace este animal. El resto del grupo imita este movimiento. Hacemos un calentamiento guiado mientras cantamos la canción “Con mi dedito”, que nos sirve para mover una parte del cuerpo a la vez”.

Seguimos con la exploración de los movimientos de otros animales. Dependiendo de la edad y de la energía del grupo, esto se realiza de dos modos distintos:

  • Hago movimientos que recuerdan a otros animales y que hay que imitar; por ejemplo, volar como un pájaro, ir al suelo como serpientes, saltar como ranas, jugar como monos, etc.
  • Por turnos, cuatro alumnas/alumnos pasan adelante y se les otorga un animal que no haya sido mencionado antes; por ejemplo, una hormiga, un delfín, un rinoceronte, etc. Se deben mover como el animal y sus compañeras/os que están esperando su turno pueden ayudarles reproduciendo los sonidos que hace.

La siguiente actividad es la de mayor duración y la realizamos por partes:

  • Aprendemos la segunda mitad de la canción “Cucú cucú”, que cuenta una pequeña aventura que tiene una rana. Para hacer esto, canto cada fragmento y el grupo lo repite.
  • Añadimos a la canción una coreografía que el mismo grupo propone. Les hago preguntas como “¿Cómo podemos bailar cuando dice ‘Pasó un marinero´?” e integramos sus ideas.
  • Dejamos a un lado la coreografía por un momento para aprender a hacer las percusiones de la canción. Con nuestro propio cuerpo, aprendemos una secuencia de golpes, chasquidos y aplausos. Cantamos la canción a diferentes velocidades con estas percusiones.
  • El grupo se divide en dos partes: quienes prefieran bailar y quienes quieran ser percusionistas. Los dos equipos colaboran y así cantamos un par de veces más la canción “Cucú cucú”, ahora integrando todos los elementos anteriores.

Para terminar, hacemos un pequeño momento de cierre en el cual les pregunto si les gustó la actividad, cómo se sienten y qué disfrutaron más. Les doy las gracias por estar en el taller y nos despedimos con un aplauso para todo el grupo“.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz