Celebrado el homenaje a Sofía Gandarias en el Ateneo de Madrid

 

El pasado 30 de abril en el Salón de Actos del Ateneo de Madrid, tuvo lugar un acto de homenaje a la pintora Sofía Gandarias, en el que, en nombre del Legado Gandarias, se donó al Ateneo de Madrid el cuadro de Sofía ‘Marie Curie-Rita Levi Montalcini’ .

El encuentro fue presidido por el Presidente del Ateneo de Madrid, Juan Armindo Hernández, y fue presentado por su bibliotecaria, María Teresa Pedraza.

El profesor Antonio Chazarra fue el encargado de su introducción y de la moderación de un acto desarrollado en una inolvidable tarde-noche y en el que intervinieron:

  • Luis de Benito, Periodista.
  • María Salvador Ortiz, Directora de División Relaciones Externas de la Secretaría General Iberoamericana, SEGIB.
  • Paquita Sauquillo,  Eurodiputada y Parlamentaria de la Asamblea de Madrid. Presidenta de la ONG Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL).
  • Anabel Domínguez, Directora de la Fundación Yehudi Menuhin España.
  • Enrique Barón, expresidente del Parlamento Europeo, Presidente de la Fundación Yehudi Menuhin España y responsable del Legado Gandarias.

Un Arte que no fue indiferente, un arte vinculado para siempre con el Ateneo

El cuadro de ‘Marie Curie-Rita Levi Montalcini’ que, en nombre del Legado Gandarias donaron Enrique Barón y su hijo Alejandro al Ateneo, supone la vinculación indisoluble ya entre el arte de Sofía y la institución. Un arte por el que Sofía siempre luchó para “que no fuera indiferente”, como bien reconocía Anabel Domínguez en su intervención, subrayando que esa realidad era un punto en común con Yehudi Menuhin.

Ambos tenían en común abogar por un arte comprometido, un arte que no sea indiferente, que invita a pasar a la acción, desde el ejercicio transformador del arte”, señaló Anabel Domínguez.

Desde la conmovedora intervención sobre la persona de Sofía Gandarias, bella por fuera y por dentro, como dirían algunos de los participantes, el acto discurrió entre los trazos  del periodista Luis de Benito, a las alusiones a la filosofía helénica — de la que bebió Sofía — a cargo de María Salvador Ortiz, la tarde que se fue convirtiendo en velada desgranaba a cada minuto cómo era Sofía, tanto en el plano personal como en el artístico, casi como si fueran uno único.

Paquita Sauquillo dibujó a una Sofía y su arte y su cultura siempre preocupada por los que más sufren, por los que padecían injusticias, por subrayar el papel de la mujer, tantas veces vilipendiado. Una mujer de luz, como apuntó Enrique Barón, una  mujer comprometida con una gran calidad humana.

En la Fundación Yehudi Menuhin España, como Patrona que fue, hizo gala de esa personalidad comprometida, de ese espíritu detallista y comprometido.  Desde la FYME se compartió un trabajo intenso, colaborando en algunas de sus exposiciones, buscando el acercamiento del arte y la cultura a niños, niñas, adolescentes y jóvenes que difícilmente tienen acceso al arte, todo ello desde el programa MUS-E creado por su gran amigo Yehudi Menuhin”, señaló Anabel Domínguez.

Donación del cuadro ‘Marie Curie-Rita Levi Montalcini’

‘Marie Curie-Rita Levi Montalcini’ que, en nombre del Legado Gandarias, Enrique Barón donó al Ateneo de Madrid, pertenece a la serie de ‘Kafka el visionario’. Pintado en 2008, se trata de un óleo sobre lienzo de 146x114cm que pone de manifiesto todos esos atributos de Sofía y esa pelea, plasmada en toda su obra, de reconocer el gran y necesario papel que siempre ha tenido la mujer en la sociedad.

Estoy profundamente agradecida a Enrique Barón, por haber donado este lienzo al Ateneo, en el que Sofía manifiesta sus cualidades artísticas, pero también su humanidad y su mirada solidaria e imaginativa sobre el mundo. El cuadro es hermoso y, al mismo tiempo, reivindicativo. Podríamos llamarlo “femenino plural”, y supone un desagravio al largo tiempo en el que no se ha reconocido a las mujeres su contribución a la ciencia”, apuntó María Teresa Pedraza.

Al Ateneo le honra que este cuadro forme parte de nuestro patrimonio. Me llena de orgullo que estas dos mujeres aparezcan juntas en este hermoso lienzo. Creo firmemente que feminismo es igualdad — no sólo de derechos y deberes — sino también igualdad de oportunidades.  Desde hoy su nombre queda vinculado a las pioneras que han derrochado talento en esta Docta Casa; a favor de la igualdad, del reconocimiento y de la valía que se tributa a quienes defienden la importancia artística, literaria y científica de la mujer a lo largo de periodos, la mayoría un tanto oscuros de nuestra historia”, declaró el Presidente del Ateneo de Madrid, Juan Armindo Hernández.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz