Una valoración del Proyecto MUS-E en el CEIP Sagrado Corazón (Getafe)

 

Rosa Castillo, artista de Danza, ha participado en el Programa MUS-E que la FYME desarrolla, dentro de la Comunidad de Madrid, en uno de sus centros como es el CEIP Sagrado Corazón (Getafe).

La artista ha hecho una valoración del trabajo MUS-E llevado a cabo en el centro. Así nos indica que se han visto avances a lo largo del desarrollo del Programa y  en general, se ha percibido grupos cada vez más cohesionados y concienciados en no adoptar actitudes racistas y xenófobas,.

“Estamos orgullosos del trabajo que ha realizado el alumnado en ese aspecto. Se ha generado un ambiente respetuoso y con buen clima de trabajo. Se ha trabajado en algunos grupos  con  algunos casos de  menores con situaciones familiares complejas, que repercutía en la conducta de  los menores en las clases, pero hemos visto progresivamente se ha ido percibiendo cambios al respecto en el transcurso de las sesiones, llegando a mantener un comportamiento más que aceptable ante sus compañeros/as”, apunta Rosa.

Los alumnos y alumnos, encantados

Según la valoración final por parte del alumnado, todas las actividades propuestas han sido de buen agrado para ellos, motivándolos a aprender nuevas cosas y compartir con sus compañeros. En general, los niños y niñas exteriorizan sus emociones, comunicando al resto del grupo sus sentimientos cuando finaliza el espacio de movimiento. Inicialmente, se han encontrado niños reacios a hablar y expresarse delante de los demás y sin embargo, finalizando las sesiones, parece que han dado rienda suelta a sus emociones expresándolas sin reparo ante el resto del grupo.

En todo momento se ha valorado el trabajo individual y grupal, aceptando las posibilidades y limitaciones de los demás;  resaltando la riqueza que aporta el compartir las dinámicas con otros miembros del grupo.

A lo largo de este período, tal y como comenta Rosa Castillo se ha ido generando un buen clima de convivencia, con gran dosis de empatía por parte de todos, tutor-grupo-artista, se ha conseguido que las puestas en común sean más fluidas y con mayor número de participantes a la hora de comunicar ideas, sentimientos, y valoraciones, desarrollando de esta manera el juicio crítico ante las propuestas ajenas, tanto verbales como de movimiento.

En el mes de marzo se celebraron unas jornadas de puertas abiertas, invitando a los familiares del alumnado a visitar el centro, y a participar en las sesiones junto a su hijo-a;  los familiares se acercaron mostrando interés, ilusión y reconocimiento por el Programa.

Los niños y niñas quieren más

Se ha prevenido el absentismo planteando una metodología activa y lúdica, presentando las propuestas de manera atractiva y divertida. Es por ello, que los niños y niñas han demandado esta actividad para un período más largo a lo largo de todo el año y piden que sigamos

Además los propios maestros han expresado la importancia de trabajar con los niños-as mediante la metodología MUS-E, pues en su rutina diaria les es imposible abordar ciertos aspectos como la educación en el ámbito intercultural y el desarrollo de inteligencia emocional, que el Programa cubre notablemente, agradeciendo las nuevas herramientas y posibilidades que se les presenta mediante la práctica de actividades artísticas como la danza, en este caso.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz