Teatro en el CEIP Juan Güell en la búsqueda de hacer cosas diferentes

 

Ana Martínez trabajó antes del confinamiento en el CEIP Juan Güell (Extremadura) a través del Teatro, donde experimentó con el grupo, donde cada uno de sus integrantes pudo conocer las habilidades que tenía. Además, jugó con la idea de hacer cosas diferentes.

La artista de Teatro de la FYME nos explica su labor a través de tres fotografías perfectamente detalladas. Vamos con ellas.

FOTO 1:

En las sesiones de teatro probamos y experimentamos multitud de maneras de desplazarnos por el espacio, a diferentes niveles y con distintos ritmos. Es un espacio en el que nos atrevemos a hacer las cosas de manera “diferente”, dándonos cuenta de que no hay una única forma de hacerlo, y que todas son válidas“.

FOTO 2:

Trabajar en grupos pequeños nos permite conocer mucho mejor a los compañeros y compañeras, y conocer las habilidades que cada quien tiene. Un juego que a priori puede ser competitivo, nos permite darnos cuenta que no podemos ser los y las mejores en todo y que sólo cooperando conseguiremos nuestro objetivo”.

En la imagen cada pequeño grupo tenía que formar una estatua que cumpliese unos requisitos; sólo podían estar en contacto con el suelo tres pies, dos manos y dos culos“.

FOTO 3:

El trabajo realizado durante la sesión culmina con la representación ante los compañeros y compañeras: en este caso la creación de un animal fantástico“.

Es un momento idóneo para vencer nuestras vergüenzas fomentando un clima de confianza, y trabajar el respeto hacia el trabajo de los y las demás. Tan importante es quien representa como quien observa y después comenta lo que ha visto. El trabajo se completa con ambas partes“.

Estas actividades han sido posibles por el trabajo de la FYME, del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y de la Consejería de Educación y de Empleo de la Junta de Extremadura.

 

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz