Las sesiones de Teatro ayudan a la desinhibición en el CEIP León Sola

Nos mantenemos en nuestra tarea desgranar el trimestre MUS-E en Melilla en los diferentes centros de la localidad. Turno para la labor de la artista Cristina Asensio en el CEIP León Sola, a través de Teatro.

Los objetivos se han alcanzado con estos grupos, han descubierto nuevos recursos expresivos y vías de comunicación. También se han desinhibido y han mostrado sus emociones conforme sumábamos sesiones”, indica Cristina.

En este nivel el desarrollo siempre fue ascendente y los objetivos fueron alcanzándose con el paso de las sesiones. Iban haciendo suya cada una de las actividades progresando en el ámbito creativo y del respeto. Las competencias a lo largo de las sesiones han ido mejorando notablemente a la vez que las actividades necesitan de más intervención oral por parte del alumnado. Han propuesto ideas y generado alternativas a las actividades. Han tomado conciencia del espacio, tanto del propio como del ajeno, también gracias a la música han ido marcando los ritmos a través del compás para acompañar las entradas de algunos ejercicios. También el concepto de las formas a través de las formaciones en grupo y con expresiones corporales”, prosigue la artista.

“Hemos hablado del espacio de cada una y cómo las redes pueden afectar a ello. Se han mostrado actitudes de empatía con compañeros que tenían algún tipo de dificultad a la hora de captar las explicaciones o desarrollar las actividades”.

También hubo tiempo para trabajar la visión crítica. “Hemos hablado del espacio de cada una y cómo las redes pueden afectar a ello. Se han mostrado actitudes de empatía con compañeros que tenían algún tipo de dificultad a la hora de captar las explicaciones o desarrollar las actividades. Han sido capaces de organizarse y trabajar en grupo sin la intervención de la artista o maestros, y formar grupos mixtos desde casi el principio de las sesiones”, señala Cristina, quien añade: “Los alumnos/as han mostrado curiosidad por la música que desconocían, preguntando de quién se trataba. Además en una de las actividades en las que hacíamos un recorrido por otros países (“Mapamundi”), apreciaron los sonidos de otras culturas, asociándola a países y continentes e intentando plasmarlo a través de la expresión corporal”.

Junto con todo ello, el alumnado interiorizó “la estructura de la sesión, haciendo el inicio de manera autónoma. Al final de las sesiones si algo no había funcionado por el comportamiento del grupo, lo reconocían en la evaluación que realizamos de manera grupal y siempre mostraban intención de mejorar”.

Y fue capaz de tomar conciencia de sus cuerpos y capacidades. “Gracias a los minutos de relajación de cada sesión han comprendido la importancia de escucharse y estar, en ocasiones, en silencio. También han aprendido la diferencia entre liderar al grupo e imponerte al resto de tus compañeras y compañeros, creando ambientes de trabajo participativos, aunque parta de una idea individual”.

El MUS-E lleva arraigado en la Ciudad Autónoma de Melilla desde 2001. Estas sesiones en el CEIP León Solá las desarrolla la FYME y lo hace en colaboración con el Ministerio de Educación y de Formación Profesional, la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma de Melilla y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (Otros Fines de Interés Social)

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Anterior
Siguiente

Envía tu violín por la Paz