Cortos para no cortar los DDHH: “La noche del atraco” en 1ºA del CEIP Palacio Valdés de Asturias

 

Hace unos días os contábamos lo importante que es el proceso previo al disfrute de un audiovisual y cómo este proceso nos enseña competencias muy valiosas así como el trabajo realizado por los alumnos y alumnas del CEIP Palacio Valdés de Asturias de la mano de nuestra artista Blanca Dacal.

Hoy, después de un intenso e interesante trabajo, estos pequeños cineastas nos comparten su primer minicorto, “La noche del atraco” y nos dejan a nosotros, como espectadores, la interpretación de su mensaje, porque, ¿están reflejando el contexto de violencia que se ve en las noticias a diario? ¿están influidos por el cine de acción? ¿es una simple historia-juego?…

Y es que esta es una de las funciones del arte, hacernos pensar, reflexionar y analizar nuestro mundo y entorno. Ese es uno de los objetivos del programa Cortos para no cortar los Derechos Humanos. Un programa desarrollado por la Fundación Yehudi Menuhin España (FYME) gracias a la colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y que os planteamos con esta pequeña gran historia hecha por ellos mismos tal y como nos relata Blanca:

 

Durante tres sesiones consecutivas hemos estado preparando los mini cortos, donde cada clase se ha dividido en grupos de 5, 6 niñxs para crear entre todos el corto, cada unx tiene una función. hemos hecho storyboard,  plan de rodaje incluso y estilo.

Ahora, coged las palomitas y… ¡bienvenidos al cine!

 

El programa Cortos para no cortar los Derecho Humanos es posible gracias a la colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, la Consejería de Educación del Principado de Asturias, la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias y a la participación del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7%.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Envía tu violín por la Paz