MUS-E Live Friends: Las delegaciones de España, Portugal, Hungría y Alemania se dan cita en el Encuentro Internacional de Oviedo

 

Como hemos dicho en anteriores ocasiones, MUS-E Live Friends es un proyecto que destaca la capacidad del arte y la cultura para unir a jóvenes de diferentes orígenes y culturas en Europa, fomentando la inclusión social y la integración.

La Fundación Yehudi Menuhin España (FYME), en colaboración con la Associação Yehudi Menuhin Portugal (AYMP), ha creado un espacio de encuentro y convivencia donde la música, el teatro y la danza se convierten en herramientas para el desarrollo de la creatividad, la expresión artística y el respeto a la diversidad cultural.

Mediante el programa MUS-E Live Friends, los jóvenes aprenden a trabajar en equipo y valorar las diferencias culturales, contribuyendo así a la inclusión social. Las actividades artísticas les permiten expresarse y sentirse parte de una comunidad que los acoge y respeta, promoviendo un sentido de pertenencia y cohesión social. En definitiva, MUS-E Live Friends es un ejemplo de cómo el arte puede generar un cambio social positivo.

Para ejemplificar los beneficios el empleo del arte como herramienta pedagógica y fortalecer los lazos europeos que componen uno de los objetivos esenciales del programa, se ha celebrado un Encuentro Internacional del Programa MUS-E Live Friends en la ciudad de Oviedo.

A lo largo de dos días, el 26 y 27 de enero de 2022, se han llevado a cabo talleres, laboratorios y actividades por parte de los 4 países participantes en el programa.

El día previo, 25 de enero, se celebró la reunión de coordinación de las entidades anfitrionas, la FYME de España y la AYMP de Portugal.

El 26 de enero, se celebró la apertura oficial del encuentro en un acto en la Consejería de Educación del Principado de Asturias al que asistieron todas las delegaciones europeas del programa. Tras el acto, los alumnos y alumnas del CP Gesta de Asturias ofrecieron un baile de bienvenida a los artistas y docentes de Portugal, Hungría y Alemania.

El primer laboratorio corrió a cargo de la legación española a través de las artes escénicas,

Las artes escénicas han demostrado ser una herramienta poderosa para fomentar la integración y la diversidad. En este sentido, las técnicas de improvisación actoral y los ejercicios teatrales que se verán en el vídeo se han convertido en un recurso muy valioso para trabajar en esta área.

 

Estos métodos permiten a los participantes aprender a trabajar juntos de manera armoniosa, aceptando las ideas de los demás, sus aciertos y errores, y construyendo en equipo. Además, las técnicas de improvisación les ayudan a desarrollar su creatividad, su capacidad para resolver problemas y su confianza en sí mismos, habilidades que son fundamentales para la vida cotidiana. Al mismo tiempo que se fomenta la autoexpresión y la creatividad. Aunque, viendo a las familias y docentes participantes del taller, pareciera que solamente se lo han pasado como niños pequeños.

Tras el almuerzo le tocó a la otra delegación anfitriona, la de Portugal. De la mano de su artista y siguiendo la metodología MUS-E presente en 11 países europeos (por supuesto, en los cuatro asistentes al encuentro) compartió los beneficios de la música y el cante. En concreto enseñó a los alumnos y alumnas presentes así como a las familias y docentes de las cuatro delegaciones, una serie de canciones portuguesas con distintos ritmos que fueron cantando a la vez.

Y es que cantar en otro idioma puede tener muchos beneficios para los niños, no solo en términos de desarrollo musical, sino también para la cohesión social y el conocimiento de otras culturas. Al aprender a cantar en un idioma diferente al suyo, los niños pueden mejorar su pronunciación, entonación y comprensión auditiva en ese idioma. Además, el canto en grupo puede ayudar a desarrollar habilidades sociales, como la cooperación y el trabajo en equipo.

Pero los beneficios van más allá de lo musical. Cantar en otro idioma puede abrir la mente de los niños a otras culturas y formas de vida, promoviendo la tolerancia y el respeto hacia las diferencias. A través de la música, los niños pueden descubrir nuevas palabras, expresiones y costumbres, y esto les ayuda a comprender mejor el mundo que les rodea, algo esencial para fomentar el espíritu europeo del encuentro. Un continente repleto te culturas, costumbres e idiomas diferentes que nos enriquecen a todos.

Tras estos talleres se realizó una visita por la ciudad de Oviedo para enseñar la cultura, gastronomía, arquitectura… de la ciudad a los asistentes del resto de países y que comprendieran un poco mejor nuestro país y nuestra forma de emplear la metodología MUS-E.

Ya en el día siguiente le tocó el turno al taller de Alemania. El artista alemán optó por trabajar desde la música, pero desde unos conceptos básicos de la misma: el ritmo y la percusión.

A través de ellos impartió la importancia del trabajo en equipo, una habilidad esencial para el éxito en cualquier área de la vida. La música se convierte así en una herramienta valiosa para fomentarlo en los niños.

A través del ritmo, la percusión y los instrumentos musicales, los niños pueden aprender a escuchar y coordinarse con sus compañeros de grupo para crear música en conjunto. Además, el trabajo en equipo en la música les enseña a respetar las ideas y contribuciones de los demás, y a trabajar juntos hacia un objetivo común.

Además de los beneficios en términos de trabajo en equipo, la música también puede ser una fuente de diversión y alegría para los niños. A medida que descubren y exploran diferentes sonidos y ritmos, pueden desarrollar su creatividad y expresión artística. Además, cantar o tocar un instrumento en otro idioma puede ser una forma divertida y efectiva de aprender sobre otras culturas y fomentar la cohesión social. En definitiva, el uso de la música como herramienta para fomentar el trabajo en equipo puede tener un impacto positivo en la vida de los niños y en su desarrollo personal y social.

El artista húngaro, protagonista del último laboratorio del encuentro, incidió en las mismas cuestiones a través del uso de la música a capella fundamentalmente.

Destacamos el esfuerzo de tratar de comunicarse en español con los niños, niñas y adultos asistentes. Ése es el espíritu de la metodología MUS-E, incluir y favorecer la diversidad.

A través de su trabajo se puso en evidencia que  al final es mucho más lo que nos une, como el arte, a música, la educación de los menores… que lo que nos separa, como la lengua, las tradiciones o las fronteras, que no dejan de ser unas líneas imaginarias y artificiales.

El día terminó con una ponencia sobre buenas prácticas y una nueva visita a la ciudad de Oviedo para seguir la ruta de “La Regenta” y de las esculturas.

Dos días en los que se ha evidenciado que la cultura europea es una fuente de valores que pueden trabajarse mediante el arte y que la educación de los que en el futuro tendrán que tomar las decisiones no es un trabajo. Es una inversión.

El programa MUS-E Live Friends cofinanciado por el Programa Erasmus + de la Unión Europea. El apoyo de la Comisión Europea para la elaboración de esta publicación no implica la aceptación de sus contenidos, que es responsabilidad exclusiva de los autores. Por tanto, la Comisión no es responsable del uso que pueda hacerse de la información aquí difundida.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

#ViolinesPorLaPaz

Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Envía tu violín por la Paz