8M: Danza por la igualdad en el CEIP Vicente Aleixandre de Ceuta

La danza es una forma de expresión artística que ha sido utilizada durante siglos para representar historias, emociones y sentimientos. Además de ser una actividad física que mejora la salud y el bienestar, la danza también tiene un impacto positivo en el desarrollo social y emocional de los niños. En el marco del Día Internacional de la Mujer, la danza se convierte en una herramienta para visibilizar y promover la igualdad de género.

La danza es una actividad que puede ser practicada por cualquier persona, sin importar su género, edad, raza o capacidad física. Sin embargo, históricamente ha sido un arte dominado por hombres y muchas veces utilizado como una forma de reforzar los estereotipos de género. En la actualidad, cada vez son más las mujeres que se dedican a la danza y que luchan por romper con estas barreras.

Por eso, desde la metodología MUS-E damos mucha importancia al desarrollo psicomotriz de los niños y niñas, especialmente a través de la danza, desarrollando además su creatividad e imaginación.

La danza circular es una práctica que involucra a todas las personas que quieran participar, sin importar su género, edad o habilidades físicas. Esta actividad es una herramienta eficaz para trabajar la igualdad de género, ya que promueve la cooperación, la empatía y el respeto mutuo.

En el CEIP Vicente Aleixandre de Ceuta, las alumnas y alumnos, acompañados por la artista de danza Rosa Founaud, realizaron una danza circular donde se baila con la mirada y el contacto físico entre ellos. Este tipo de baile requiere de una gran atención y coordinación entre los participantes, lo que fomenta la comunicación y el trabajo en equipo.

El objetivo de esta actividad no es solo bailar, sino también educar y prevenir aptitudes violentas. La danza circular une a las personas y les enseña a escuchar y respetar a los demás. A través de esta práctica, se fomenta la empatía y se aprende a ponerse en el lugar del otro.

Los niños y niñas que han participado en esta actividad han aprendido a bailar en armonía y a disfrutar del momento presente. Han aprendido a respetar las diferencias y a valorar las similitudes entre ellos. Han aprendido a trabajar en equipo y a escuchar a los demás.

El baile también tiene beneficios para la salud física y emocional. Durante la práctica, se realizan movimientos rítmicos que ayudan a mejorar la circulación, la respiración y la postura.

La danza circular es una actividad que involucra a todas las personas y que ayuda a fomentar la empatía, el respeto y la cooperación entre los participantes: une a las personas y les enseña a bailar en armonía, pero también les enseña a vivir en sociedad de una manera más justa y equitativa.

El Programa en Ceuta es posible a través de la FYME y gracias al acuerdo suscrito con el Ministerio de Educación y Formación Profesional y la Ciudad Autónoma de Ceuta. Además, han participado y colaborado también el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de su convocatoria del 0,7%.

Buscador

Últimas Noticias

Próximos eventos

¡No hay eventos!

#ViolinesPorLaPaz

Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Envía tu violín por la Paz